Colegio Sagrado Corazón Fundación Igareda
Colegio Sagrado CorazónFundación Igareda

¿De quién son los deberes? Como enfrentarnos a las tareas escolares.

 

Dª Carolina Cobo psicóloga y orientadora del centro, el día 03/12/14 les dio a los padres que quisieron asistir una charla sobre cómo enfrentarse a los deberes diarios de sus hijos y la comenzó con la pregunta que encabeza el título.

 

Reflexión: Si yo hago la tarea con mis hijos y, ellos son conscientes de que aunque yo diga que no voy a ayudarlo, finalmente lo hago, van a esperar a que nosotros vayamos a ayudarles. (Pueden estar 30 min, una hora o dos horas delante de los deberes sin hacerlos y dirán que no los entienden, lo que nos hace pensar: “¿Tendrá DEFICIT de ATENCIÓN?

 

¿Cuál es la realidad? Que cuando no hacen de forma autónoma SUS DEBERES  nunca pasa nada y no ven las consecuencias, con lo que van a seguir  haciéndolo igual, ya que a ellos les funciona, al final mama o papa van a venir y me van a ayudar, si ellos pueden pensar por mí para que voy a hacerlo yo.(Igual, en la alimentación, en el vestido, el baño y los demás hábitos de autonomía, que a medida que los niños crecen pasan de ser  nuestra responsabilidad y empieza a ser la suya).  Nuestra responsabilidad es dejarlos crecer y hacerlos lo más autónomos posibles.

 

Si no hago la tarea ya vendrá mi madre o mi padre y me ayudarán, ¿para qué me voy a preocupar?, hay que cambiarles esta mentalidad, no les vamos a castigar pero les vamos a hacer ver que el no hacer los deberes les va a traer unas consecuencias como puede ser el no ver esa tarde la TV, o no jugar un rato con la consola (actividades que no son malas si no se abusa de ellas, tienen que tener un límite de tiempo diario)

 

A los niños/as siempre hay que hablarles en positivo y explicarles que si no realizan sus obligaciones el resultado va a ser que no podrán realizar otra actividad que les guste más, pero no porque nosotros no les dejemos sino porque ellos no se lo han ganado. (Si yo no voy a trabajar no recibo mi sueldo, si el niño no realiza su trabajo no obtiene su “sueldo”, pero siempre seremos positivos, le diremos: no pasa nada yo sé que te has esforzado pero no lo has conseguido, seguro que mañana lo conseguirás.

 

En la charla se mostró un video de cómo funciona nuestro cerebro, el cual es como una mesa de cuatro patas en la que cada una cumple su función. Es como:

  • Una linterna: oímos, vemos o nos dicen. Nuestro cerebro enfoca esa linterna hacia donde tenemos que prestar atención.

 

  • Televisión: nuestro cerebro crea imágenes con la información que recibimos del exterior, ya sea leyendo y/o escuchando. Relaciona los elementos que nos dan en un proceso simultáneo.

 

  • Loro: repetición de lo que se oye y/o se ve sin darle ningún sentido. Hay loros pequeños (con menor capacidad retentiva, y que puede provocar dificultades de ortografía) y loros grandes (mayor capacidad de retención). Proceso secuencial.

 

  • Director de orquesta: escoge trabajar con el loro o con la tv dependiendo de lo que se nos pida, con mayor o menor dificultad. Utiliza el proceso de planificación.

Si hacemos los deberes con nuestros hijos y les decimos en todo momento lo que tienen que ir haciendo, su director de orquesta seremos nosotros y su proceso de planificación no se desarrollará de forma correcta. Y claro, ¿qué pasa en el examen? UFF tendremos dificultades si nuestro director de orquesta se ha quedado en casa, no sabré que tengo que hacer, ni con qué proceso debo de hacerlo y mucho menos revisaré (eso lo hace mama)

 

Es mejor que vayan fortaleciendo ellos solos su cerebro, tienen que formar su propia autonomía para que cuando se enfrenten solos a sus deberes sean capaces de resolverlos y posteriormente utilizar un proceso de revisión de lo que han hecho.

 

¿Cómo ayudarlos en ese proceso?

 

Como es lógico, no podemos pasar de hacer la tarea todo el rato con ellos a dejarlos a la aventura, aunque hay ciertos alumnos que lo pueden hacer sin dificultades.

Con los alumnos que tengamos más dificultades habrá que darles estrategias para que vayan cogiendo autonomía poco a poco.

 

1º Harán las tareas en un espacio donde tengan todo lo que van a necesitar.

 

2º Pactaremos el tiempo que necesita para realizar cada uno de los ejercicios.

 

3º Utilizaremos un reloj de cocina para que el alumno vaya visualizando el tiempo que le queda.

 

4º Podemos hacer un descanso entre asignaturas.

 

5º Al principio les ayudaremos a hacer un plan para organizar el estudio diario de los exámenes (con colores), les preguntaremos cuantas hojas tiene que estudiar cada día para haber estudiado todo/s  el tema/s para el día antes del examen en el que sólo se repasará.

 

6º En  los problemas de matemáticas, que es donde los padres observáis más dificultades, tenemos que insistirles en que dibujen el problema, ya que, visualmente es más fácil de ver. También podemos decirles que se imaginen el problema con números más pequeños.

 

7º En lengua y conocimiento utilizar distintas  vías de entrada puede ayudarles: el dibujo y la letra, si una se nos olvida tenemos la otra para recurrir a ella y vamos a nuestra”tele” para recordar.

 

Sacamos como conclusión que:

  • Tienen que fomentar su autonomía poco a poco.
  • Recurrir a imágenes mentales apoyándose de dibujos.
  • Como conseguir motivación entendiendo las consecuencias, ellos pierden cosas como consecuencia a sus actos, no es el padre/madre quien se las quita, los padres/ madres se muestran comprensivos.
  • Deben aprender cuáles son sus responsabilidades.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Colegio Sagrado Corazón. Fundación Pedro Alcántara Igareda y Balbás.